Revisar su casa después de un incendio

Tomar las medidas apropiadas para mantenerse a salvo

ALARMAS ANTI-INCENDIOS

No corte ni pase por delante de la cinta de color que se colocó sobre las puertas o ventanas para marcar las zonas dañadas, a menos que las autoridades locales aconsejen que es seguro hacerlo. Si un inspector de construcción ha colocado un cartel de color en la casa, no lo ingrese hasta que obtenga más información, consejos e instrucciones sobre el significado del cartel y si es seguro ingresar a su casa.

Si tiene hijos, déjelos con un pariente o amigo mientras realiza la primera inspección de su casa después del incendio. El lugar puede ser inseguro para los niños, y ver los daños de primera mano puede molestarlos y causar efectos a largo plazo, incluyendo pesadillas. como proceder despues de un incendio en el hogar

1.- Compruebe si hay daños estructurales

Revise el exterior de su casa antes de entrar. Busque líneas eléctricas sueltas, líneas de gas rotas o dañadas, grietas en los cimientos, falta de vigas de soporte u otros daños. Los daños en el exterior pueden indicar un problema grave en el interior. Pídale a un inspector de edificios o a un contratista que revise la estructura antes de entrar.
Si la puerta está atascada, no la fuerce a abrirse – puede estar proporcionando apoyo al resto de su casa. Encuentre otra manera de entrar.
Las cerraduras dañadas deben ser desmontadas y limpiadas con aceite. Si no se pueden quitar las cerraduras, rocíe aceite de máquina a través de la abertura de un cerrojo o de una cerradura, y accione el pomo para distribuir el aceite. Las bisagras también deben limpiarse y aceitarse a fondo.
Olfatee el gas. Si detecta gas natural o propano, o escucha un ruido sibilante, abandone la propiedad inmediatamente y aléjese de ella. Llame al departamento de bomberos después de llegar a un lugar seguro.
Si tiene un sistema de tanque de propano, cierre todas las válvulas y póngase en contacto con un proveedor de propano para comprobar el sistema antes de volver a utilizarlo.

Revise si hay humo y brasas en toda la casa, incluyendo el ático.

Tenga cuidado con los animales, como roedores, serpientes, arañas e insectos, que puedan haber entrado en su casa. Al inspeccionar su casa, golpee fuerte y a menudo en el suelo con un palo para avisar que está allí.
Los objetos dañados, como los muebles o las escaleras, pueden ser inestables. Tenga mucho cuidado al acercarse a ellos. Evite sujetar, empujar o apoyarse en las partes dañadas del edificio.

¿Se le ha caído el techo? Eso significa que se mojó – lo que lo hace pesado y peligroso. Tendrá que ser reemplazado, para que pueda intentar derribarlo. Tenga cuidado: use protección ocular y un casco, use un palo largo y manténgase bien alejado de la zona dañada. Haga agujeros en el techo empezando por el exterior del bulto para dejar que el agua salga lentamente. Golpear el centro del área dañada puede causar que todo el techo se derrumbe.
¿El suelo está caído? Podría derrumbarse por el peso, ¡así que no camine por ahí! Las pequeñas secciones que están hundidas pueden ser cubiertas por paneles de madera contrachapada o tablas gruesas y fuertes que se extienden al menos 20-30 cm a cada lado del área hundida.

Si el clima es seco, abra las ventanas y puertas para ventilar y secar su casa.

Si no hay electricidad, use una linterna. No use ninguna llama abierta, incluyendo velas, para inspeccionar los daños o servir como iluminación alternativa.
Desconecte y revise todos los electrodomésticos para ver si tienen daños por el agua antes de usarlos.
Haga reparaciones temporales como cubrir agujeros, reforzar paredes y quitar escombros. Guarde todos los recibos.
Tome fotografías de los daños. Es posible que las necesite para fundamentar los reclamos al seguro más adelante.

2.- Comprobación de los servicios públicos y los sistemas principales

Teléfonos

Revisa cada teléfono para ver si aún está colgado. Cuelgue los teléfonos que no lo estén. Espere unos minutos, y luego coja un teléfono para escuchar el tono de llamada y saber si el servicio telefónico funciona.
Si no tiene tono de llamada, intente desenchufar todos los teléfonos. Enchufe uno a la vez y escuche el tono de marcación. Esto le ayudará a determinar si el teléfono está roto o si el servicio no funciona. Si lo está, contacte con la compañía telefónica para informar del problema y solicitar la reparación.

Sistemas eléctricos, de plomería y de calefacción

Si ves chispas, cables rotos o deshilachados, o si hueles a aislamiento caliente, apaga la electricidad en la caja de fusibles principal o en el interruptor de circuito.
Si hay un charco de agua en el suelo entre usted y la caja de fusibles o el panel del disyuntor, utilice un palo de madera seco para intentar alcanzarlo y apagar el fusible o el disyuntor principal, pero no pise ni se pare en el agua para hacerlo. Si no puede alcanzar la caja de fusibles o el panel de interruptores, llame a un electricista cualificado para que le ayude.

Inspeccione la caja del panel para ver si hay algún disyuntor que pueda haberse disparado. Un interruptor que se haya disparado puede indicar que hay cables dañados dentro de la casa. No los encienda. Llame a un electricista.
Use una linterna para inspeccionar los fusibles. Reemplace los fusibles rotos con exactamente la misma capacidad de amperaje y nunca utilice un objeto como una moneda o una tira de metal para evitar la protección que proporcionan los fusibles.
Si sospecha que las líneas de aguas residuales están dañadas, evite usar lavabos, duchas o inodoros y llame a un lampista.
Si las tuberías de agua están dañadas, cierre el agua en la válvula principal. Llame a un plomero para que lo ayude.
Si tiene un sistema de tanque de aceite de calefacción, cierre todas las válvulas y póngase en contacto con un profesional especializado en el mantenimiento de este tipo de equipos antes de volver a utilizarlos.

3.- Comprobación de los artículos del hogar

Los artículos de uso doméstico normales, como los productos de limpieza, pueden causar gases tóxicos y otros peligros si se mezclan. Consulte nuestros consejos de seguridad sobre productos químicos para el hogar.
Los productos químicos derramados que no suponen un riesgo para la salud deben limpiarse cuidadosamente. Utilice guantes de goma y deseche los productos químicos derramados y los trapos utilizados para la limpieza de acuerdo con los consejos de las autoridades locales.
Deseche los alimentos, las bebidas y los medicamentos que estén expuestos al calor, al humo o al hollín. Los alimentos que estaban en el congelador pueden utilizarse si todavía tienen cristales de hielo. Si no, deséchelos.

Asegúrese de hacerlo:

Manténgase alejado de cualquier edificio que tenga agua a su alrededor.
Manténgase alejado de las líneas eléctricas sueltas o colgantes. Repórtelas inmediatamente a la compañía eléctrica.
Contacte con su agente de seguros. No descarte los bienes dañados hasta que se haya hecho un inventario. Guarde los recibos del dinero gastado en relación con las pérdidas por incendio. Su agente de seguros puede proporcionarle ayuda inmediata con los gastos de subsistencia hasta que pueda regresar a su casa y puede ofrecerle asistencia para las reparaciones.

 

Abrir chat
URGENCIAS 24 HORAS
Hola, en que podemos ayudarte?