Intervención y limpieza en un caso de síndrome de Diógenes en Almacelles

PRESUPUESTO

De manera frecuente resulta chocante descubrir una casa de mala calidad habitada por una persona con síndrome de Diógenes. Una casa llamada «Diógenes» es una de las consecuencias del síndrome de Diógenes.

En la mayoría de los casos son los familiares o bien los vecinos quienes descubren el hogar de las personas con síndrome de Diógenes. Además de esto, una residencia insalubre puede atraer animales e insectos. Estas pueden alterar la vecindad, lo que suele ser un signo de detección.

Siempre y en todo momento es difícil entender por qué razón un familiar, un vecino, un amigo ha ido amontonando tantos objetos y puede vivir en una vivienda llena de basura y desechos.

¿Cuáles son las características de la vivienda de una persona con síndrome de Diógenes?

Descripción de un hogar insalubre conocido como «Diógenes»:

  • Una casa muy sucia y con un olor nauseabundo
  • Un piso que carece cruelmente de mantenimiento
  • Acumulación de objetos de todo tipo: cartón, envases de alimentos, periódicos, gacetas, botellas de todo tipo, productos familiares, ropa, muebles, etcétera
  • Un montón de basura, mucho polvo y a veces la presencia de lonas de araña
  • Platos sucios y desorganizados dejados por doquier en la residencia
  • Habitaciones impracticables debido a los montones de objetos y basura.

Vivir entre tal desorden puede ser peligroso para el ocupante, en tanto que las habitaciones acostumbran a ser de bastante difícil acceso y también impiden al ocupante moverse apropiadamente. Los montones de objetos pueden derrumbarse, los montones de basura pueden incendiarse. Una residencia gravemente insalubre puede ser verdaderamente peligrosa para la salud de la persona que vive en ella, mas también para las personas que la rodean.

El protocolo de limpieza en el contexto de un Diógenes en Almacelles

En el caso de la limpieza tras un síndrome de Diógenes, nuestra empresa de limpieza sigue un procedimiento bien definido. Una intervención puede perdurar varios días, y nos desplazamos por toda España para esta clase de limpieza.

En primer lugar, suele ser precisa una fase de desbroce ya antes de llevar a cabo la limpieza. El desalojo lo haz un equipo profesional y consiste en clasificar los papeles importantes, embolsar los restos y preparar los muebles para el centro de eliminación de restos.

Usamos nuestros propios camiones de volteo para hacer el despeje.

Limpiamos suelos, paredes y techos. Asimismo realizamos una desinsectación en caso de colonización de insectos para desinficionar adecuadamente la casa en Almacelles.

Síndrome de Diógenes

En 1975, Clark A. puso nombre a esta enfermedad todavía muy discutida. Llamado síndrome de Diógenes, en referencia a Diógenes de Sinope, un filósofo heleno de los siglos V y IV a.C., del que diríase que vivía en un barril, sin localizar interés en la higiene personal, la apariencia, la limpieza y otros.

Definición del síndrome de Diógenes:

Esta alteración no tiene una definición oficial hasta ahora. Todavía no se comprende bien y es objeto de mucho discute, sobre todo en cuanto a de qué forma definirla y describirla. Combina una serie de afecciones más conocidas, como la demencia o el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). Esta confusión es una de las razones de la controversia, y asimismo es una de las razones por las que puede ser bastante difícil diagnosticar la enfermedad. No obstante, en la mayor parte de los casos, hay 4 síntomas recurrentes:

  • Silogomanía: Las personas que sufren el síndrome de Diógenes acostumbran a tener una relación infrecuente con los objetos, manifestándose la mayor parte de las veces acumulándolos con perfección ordenados o en un total desorden, lo que provoca al tiempo condiciones de vida poco saludables.
  • Abandono: el síndrome de Diógenes también se define por la ausencia de cuidados y el autoabandono. De hecho, el individuo afectado no va a sentir la necesidad de cuidarse, tanto en términos de higiene como de presentación. No se sentirán avergonzados por su condición.
  • Hacinamiento: El acaparamiento se manifiesta en el individuo por la acumulación apremiante de objetos encontrados, también famosa como «coleccionismo».
  • Misantropía: Una persona con esta condición puede mostrar una completa falta de interés, o aun menosprecio, por otras personas y la raza humana. Por ello, a veces rechazan cualquier intromisión en su vida privada y rechazan sistemáticamente cualquier ayuda que se les ofrezca.
Ver más  Limpieza síndrome Diógenes Premià de Mar

El síndrome de Diógenes es un desequilibrio que se identifica por el desatiendo de la higiene del hogar. Esta eventualidad se traduce en una acumulación de objetos (asimismo llamada silogomanía), ya sea en perfecto orden o bien en un desorden indescriptible, que muy de manera frecuente conduce a un deterioro masivo del hogar. Este amontonamiento de cosas puede ser el resultado de un comportamiento pasivo (la persona no sabe cómo tirar las cosas que se han vuelto inútiles), o de un comportamiento activo de recoger y amontonar (coleccionismo).

Además de esto, el síndrome de Diógenes es un descuido de la higiene personal, que se traduce en una falta de aseo por la parte del sujeto (pelo largo, sucio y enredado, uñas largas y sucias, fragancia anatómico insoportable y repugnante…)

Una negación total de su condición, combinada con una ausencia de vergüenza. Los pacientes son seres que no solicitan nada, mientras que son los que necesitarían todo. Por ende, existe una negativa de ayuda respecto a su condición por parte de un médico. Los individuos con síndrome de Diógenes que no tienen prácticamente ningún contacto humano no creen estar enfermos y, por lo tanto, rechazan todos y cada uno de los servicios médicos.

Aumento del aislamiento social. Las relaciones con la gente son escasas o bien a veces inexistentes. Los pacientes se permiten la compañía de alguien que pueda comprenderlos, en un ambiente familiar por poner un ejemplo, un particular que les lleve el alimento y les ayude un tanto en su vida diaria sin juzgar su estado de salud.

Asimismo se puede reconocer a una persona que padece este malestar por una personalidad sospechosa, astuta y distante, que tiende a distorsionar la realidad.

Asimismo existe el «síndrome de Noé», que es una forma de silogomanía degenerativa, consistente en adoptar un elevado número de animales en casa.

¿A quien afecta este trastorno del comportamiento?

La mayoría de los casos registrados se referían a personas de edad avanzada, más de 60 años, sin distinción de sexo, aunque se ha observado un predominio de mujeres entre los casos. Esta discapacidad puede manifestarse mucho antes, en tanto que se han registrado ejemplos de individuos de cuarenta o bien cincuenta años.

Aunque los sujetos de mayor edad están más perjudicados por este síndrome de Diógenes, hay otro factor bastante recurrente que aparece en estos individuos.

Ver más  Limpieza síndrome Diógenes Creixell

Se trata de sucesos singulares, que han tenido un efecto profundo o aun traumático y que han ocurrido recientemente o bien hace pocos años. Puede ser la muerte de un ser querido o la pérdida de un trabajo. Finalmente, si bien estas personas se hallan de manera frecuente en situaciones de deterioro, no tienen necesariamente necesidad económica.

¿Quiénes son las personas más afectadas por el síndrome de Diógenes?

Este comportamiento se da sobre todo entre los ciudadanos mayores que sufren la soledad tras la pérdida del cónyuge o de un familiar muy próximo. Ambos sexos se ven afectados, sin importantes diferencias en el grado de afección y en el porcentaje.

Este comportamiento puede verse favorecido por una mayor fragilidad sensible. El primordial factor desencadenante semeja ser la soledad voluntaria o involuntaria. No obstante, este trastorno del comportamiento cada vez es más frecuente entre los jóvenes.

Por citar ciertas personas conocidas hasta la fecha que sufren esta patología, tenemos a los hermanos Collyer, que para «protegerse» decidieron acumular toneladas de periódicos, libros… para construir una fortaleza. Por desgracia, la enfermedad amontonada no les trajo suerte, puesto que fueron encontrados fallecidos en su casa, uno aplastado por un montón de papeles y el otro muerto de hambre en esta fortaleza.

¿De qué forma detectar el síndrome de Diógenes?

Las personas con este síndrome eligen estar lo más apartadas socialmente posible. Llegan a vivir casi reclusos en sus casas, sin tener ninguna razón para sostener un hogar y, al mismo tiempo, perdiendo el interés, en mayor o bien menor grado, por su aseo personal.

Las personas que creen estar en riesgo de pobreza extrema, pero que no necesariamente lo están, se sienten obligadas a ahorrar todo lo que es posible y a amontonar todo lo posible para preservarse mejor para el futuro.

La acumulación de grandes cantidades de residuos, o bien cuando menos de chucherías y objetos de todo tipo, frecuentemente sin utilidad inmediata, les lleva a vivir en situaciones perjudiciales. La enorme cantidad de basura se transforma en un obstáculo para el mantenimiento de una residencia y, en consecuencia, pone en peligro la salud del habitante que la habita. Si bien es muy difícil intervenir, lo mejor para iniciar es vaciar la casa por completo o bien cuando menos deshacerse de los objetos inútiles.

 

Patogénesis: estudio de las causas y circunstancias de los descubrimientos

El diagnóstico de esta afección no es sencillo, y no hay reglas sobre cómo o bien qué criterios deben tenerse en cuenta para diagnosticar el problema. No obstante, destacan 2 tendencias. Por una parte, hay individuos con algún género de patología siquiátrica, y por otra parte, hay individuos que no tienen una patología psiquiátrica, que no muestran ningún desequilibrio conductual y que, por tanto, habrían elegido vivir de esta manera.

El síndrome de Diógenes no aparece en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV), con lo que para diagnosticarlo es preciso encontrar un enfoque que tenga presente toda la heterogeneidad de la enfermedad. En consecuencia, es preciso visitar la residencia, para hacer un diagnóstico multicriterio, integrando el amontonamiento y los trastornos obsesivo-apremiantes (TOC). Todo esto, junto con la negligencia, permite advertir la enfermedad.

Enfoque psicopatológico

La acumulación de elementos por parte de los pacientes puede hacerse de dos maneras diferentes: «activamente» y «pasivamente». El paciente activo acumula cosas que se encuentran fuera en previsión de su empleo futuro, al paso que el paciente pasivo se siente apabullado por todo, incluyendo los restos. Esto quiere decir que el modo de vida puede ser o no una elección. La aglomeración de elementos puede estar asociada a diferentes cosas, a resultas de un fenómeno pasado. En un caso así, el «acaparamiento» se transforma en un automatismo de autodefensa para taponar o restaurar un estado anterior.

Ver más  Limpieza síndrome Diógenes Rupià

Conforme Chebili, es la pérdida y el estrés en los ancianos lo que lleva a una profunda perturbación del narcisismo. Asocia esta hipótesis al término de «piel-yo», que define el contenedor, o sea, el cuerpo, y el contenido, lo psíquico. Este enfoque dejaría conservar la relación entre el anatómico y el yo psíquico. Sin embargo, a lo largo de una lesión narcisista, el «yo-piel» pierde su función de contenedor, acontecimiento que se traduce por una relación no usual con los objetos. La acumulación sería, en consecuencia, la respuesta encontrada por el perjudicado para restablecer su «piel-«.

Peligros y consecuencias del síndrome de Diógenes

El síndrome de Diógenes puede tener un cierto número de peligros, sobre todo para la salud. De hecho, si el individuo perjudicado muestra signos de silogomanía o bien acaparamiento, los objetos acumulados en el hogar son una fuente potencial de peligro. Esto depende de la naturaleza de los objetos acaparados. Si sólo se trata de periódicos o bien ropa limpia, los riesgos son menores.

Pero si se trata de comestibles en mal estado, basura o bien animales fallecidos y heces, los peligros son elevados, tanto para el propietario de la residencia como para las personas que le rodean, el vecindario y quienes intervienen. Además de esto, estos riesgos pueden ser biológicos, químicos, físicos y psicológicos. Aun puede haber peligros de incendio, así como consecuencias psicosociales. Las consecuencias psicosociales, esto es, las perturbaciones del comportamiento, se manifiestan en la posible alteración de la salud mental no sólo del propietario de la residencia, sino más bien asimismo del vecindario y de las personas que le rodean.

La moral y el servicio prestado: el caso del síndrome de Diógenes

El servicio prestado al paciente plantea algunas cuestiones, ya que hay una gran diferencia entre una persona con trastornos psiquiátricos y otra sin ellos. Por lo general, el término síndrome de Diógenes se reserva para las personas que todavía tienen libre albedrío y que, por consiguiente, han escogido vivir como son.

Sin embargo, el problema que se plantea en estos dos casos, y particularmente en el segundo, es saber dónde está el límite entre el respeto a la vida privada y el deber de asistencia. Por ende, teniendo en cuenta todo esto, hay que tener cuidado. Esto es todavía más bastante difícil cuando el individuo rechaza rotundamente toda asistencia.

Desde que se ha dado la alerta, los pasos que siguen van a ser estrictos y estrictos. Para saber si efectivamente se trata de un síndrome o de otra nosología, desde la visita al domicilio hasta que la persona es atendida, hay que tomar cautelas.

La visita al domicilio permite confirmar el estado de salud, luego viene la consulta y el pacto de la familia. En la mayoría de los casos, la solicitud de atención la efectúan los servicios médicos y sociales. El tratamiento puede efectuarse de diferentes maneras: a través de hospitalización, mediante atención ambulatoria con cuidados en el domicilio, a través de tratamiento farmacológico, que sólo es posible cuando el síndrome está asociado a una patología siquiátrica. En todos y cada uno de los casos, se prestará atención social para sostener el hogar y las estupendas condiciones de salud.

La naturaleza del síndrome de Diógenes implica múltiples peculiaridades, por lo que no es extraño que se asocien a él ciertas enfermedades siquiátricas, como:

  • demencia
  • trastorno obsesivo-apremiante
  • trastornos del estado anímico
  • alcoholismo o bien incluso el síndrome de Korsakoff
  • psicosis (esquizofrenia, psicosis paranoide, etc.).

A pesar de la gravedad de esta enfermedad, el hecho de que todavía sea poco famosa y documentada no permite establecer una definición clara. Aun es difícil que un clínico no cuestione la valía de su intervención.

¿Existe alguna salida para este síndrome?

¿Qué hacer si alguien que conoces está perjudicado por este trastorno? En primer lugar, se recomienda ponerse en contacto con un trabajador social y una compañía de limpieza y retirada de trastos para ayudar a la persona y restaurar su hogar. Realizamos el desescombro y la limpieza tras el síndrome de Diógenes. Por último, puede ponerse en contacto con nosotros en cualquier instante.

Contácte con Biotrauma si necesita de nuestros servicios o bien llame para más información a centro de atención al cliente


No se han encontrado entradas.

5 comentarios en «Limpieza síndrome Diógenes Almacelles»

  1. Solo darte las gracias la ayuda y el trato super afable desde el minuto 0.
    El trabajo hecho con una profesionalidad ejemplar y lo pero esencial es el sentirte apoyado por profesionales como .
    Solo agradeceros el buen trabajo realizado y la enorme ayuda en situaciones que nos sobrepasan!
    Mil gracias!

    Responder
  2. Gran profesionalidad y velocidad. En mi caso, limpieza por síndrome de Diógenes, limpieza y pintura en Lleida. Trabajo excelente y gran relación calidad del servicio/precio

    Responder
  3. Positivos: Calidad, Capacidad de respuesta, Profesionalidad, Puntualidad, Valor
    Todo el servicio perfecto. Los chicos se preocuparon por cumplir el servicio que precisaba. Muy aconsejable esta empresa en Balaguer. Muchas gracias.

    Responder
  4. Positivos: Calidad, Capacidad de respuesta, Profesionalidad, Puntualidad, Valor
    Súper profesional, todo pactado cumplido al 100 por cien

    Responder
  5. Positivos: Calidad, Capacidad de respuesta, Profesionalidad, Puntualidad
    Servicio muy profesional coste economico en La Seu d’Urgell.

    Responder

Deja un comentario